Asociación de Yoga, Tantra, Reiki y actividades alternativas en Tenerife
 

Feliz Tercer Aniversario

 

La probabilidad de que podamos enfrentar más pruebas por diseño.

Feliz tercer aniversario. A medida que pasan los días, las semanas, los meses y los años, nos acercamos rápidamente al tercer aniversario del comienzo de nuestras pruebas y tribulaciones, catalizadas por la llegada del c@vid. ¿Puedes creerlo? ¡Tres años! Parece toda una vida, y parece un abrir y cerrar de ojos al mismo tiempo. Han pasado casi tres años desde que toda la bendita plandemia se hizo realidad en la percepción de la corriente principal. Algunos de nosotros podemos darnos cuenta de que existe la posibilidad de que este plan haya estado en proceso desde el comienzo de la historia de nuestra sociedad moderna. La humanidad simplemente estaba jugando a ponerse al día. Se requería tecnología y ciertas semillas tóxicas dentro de nuestra mentalidad colectiva para que todo este elaborado plan funcionara. A menos que estés completamente ajeno a todo, estos últimos tres años han traspasado con fuerza nuestras barreras y límites como ningún otro tiempo antes que sepamos. Usted puede preguntarse: “¿Por qué dice bendita plandemia?” Aunque todos hemos sufrido mucho en una medida u otra a lo largo de este tiempo, todos estos eventos definen quiénes somos a través de cada pensamiento, emoción, acción y reacción que emitimos en estas circunstancias. Estos eventos nos están obligando a crecer de muchas maneras, queramos o no. Con la probabilidad de que podamos enfrentar más pruebas por diseño, quiero compartir reflexiones  personales, que creo que serían relevantes sobre cómo podemos responder a todo esto en las próximas rondas.

La humanidad es literalmente un virus.

Es probable que la mayoría de nosotros veamos los extremos alimentados por las ideologías modernas en la mayoría de los problemas que actualmente afectan a nuestra sociedad. Ya se trate de cuestiones relacionadas con la religión, las relaciones humanas en general, el medio ambiente, la economía, el racismo o el clasismo, seguramente todos simpatizamos con diferentes causas y es probable que no nos relacionemos con sus extremos al mismo tiempo. En la religión puede verse en forma de fanatismo o ateísmo. El extremo, en los temas relacionados con las relaciones humanas, nos hace aferrarnos a relaciones tóxicas preexistentes o explorar alternativas hedonistas extremas. Las polaridades en torno al tema del sexismo están representadas por el odio hacia las personas del sexo opuesto, etc.  Algunas ideologías modernas nos hacen pensar que nuestra especie es racista por naturaleza. Otras ideologías, que la humanidad es literalmente un virus y que la Madre Tierra estaría mejor sin nosotros. Otros movimientos intentan hacernos creer, que todos los hombres son depredadores sexuales violentos por naturaleza. Algunos dicen, que necesitamos vivir como cavernícolas para ser felices y llevar una vida sostenible. Desafortunadamente, la mayoría de los movimientos ideológicos se posicionan como superiores o inferiores a otros sectores de la sociedad. Las mismas personas que despenalizaron con éxito la zoofilia en España y defienden la igualdad sexual, también intentarán normalizar la pedofilia con el paso del tiempo. Este mismo movimiento también ha logrado normalizar en gran medida dentro de nuestro marco mental colectivo, la amputación y desmembramiento de partes de nuestro cuerpo. El diseño social nos quiere hacer creer, que los pedófilos, sádicos y belicistas son filántropos, así como genios, clarividentes, incluso, que tienen derecho a guiarnos y gobernarnos como mejor les parezca.

Sentí que había una feminista que residía dentro de mí.

 Nuestra especie tiene la capacidad de una gran empatía. Como señale anteriormente, incluso si no nos identificamos con el extremismo de una causa, podemos simpatizar con la mayor parte de su situación. Después de todo, nuestra especie está diseñada para que le importen las cosas. Lo que no es tan fácil de percibir es cómo los extremos de las causas se desarrollan dentro de las corrientes de nuestras mentes subconscientes individuales y cómo esto nos afecta a su vez como sociedad. Si prestamos mucha atención a lo que sucede dentro de nosotros, en un momento dado, podemos comenzar a descubrir más pistas al respecto. En algún momento de mi vida, sentí que había una feminista que residía dentro de mí a la que no le gustaban los hombres. Creí que la humanidad (el virus) era una especie belicista y estaba destruyendo el medio ambiente. También he sentido la atracción de las polaridades y confusiones entre las relaciones tradicionales y su contraparte hedonista. He juzgado a personas que eran diferentes a mí. En un momento u otro, pensé que era más importante o inferior que otra persona. En general, me sentía alienígena, o fuera de lugar la mayor parte del tiempo. Todos estos fueron factores, creencias e influencias que he tenido que superar en mi vida para llegar a una mejor comprensión y aceptación de mí mismo.

Estos eventos están definiendo quiénes somos.

La mayoría de las personas tratan de resolver sus problemas lo mejor que pueden, cuando se enfrentan a situaciones particulares. El diseño del sistema social actual, lo hace volver al trabajo lo antes posible, dejando a muchos con las cicatrices y los residuos causados por eventos traumáticos. Esto agrega aún más capas a la armadura ya existente, que nos impide sentirnos a nosotros mismos o percibir el mundo sin un prisma distorsionado. La mentalidad de la sociedad moderna nos hace resolver rápidamente todos nuestros problemas, a través de medicamentos recetados y terapias diseñadas para ayudar a mantener la propia identidad de la matrix, la cual es la causante de todos los problemas. Es desafortunado decirlo, pero apenas toca la superficie del asunto en la mayoría de las ocasiones, si es que lo hace. Hay arquetipos, feministas, ecologistas, ateos, extremistas, clasistas, hedonistas, de víctimas e incluso racistas dentro del marco de la mente subconsciente humana colectiva, cuyos lados extremos, deben tratarse dentro de todos y cada uno de nosotros. Lejos de ser parte de nuestra verdadera naturaleza, diría que estas ideologías ya mencionadas, son más como virus de software diseñados para mantenernos atrapados tras las rejas de una identidad conceptual falsa y demente. Como dije al principio de este post, todos estos eventos están definiendo quiénes somos a través de cada pensamiento, emoción, acción y reacción que emitimos en estas circunstancias. Sin duda esa ha sido mi experiencia.

Eres un ser humano. ¿No es así?

Me gustaría invitar al lector a considerar estas fuerzas e ideologías arquetípicas mencionadas. Considere cuál o cuantos de estos virus pueden estar ocultos en las profundidades de su mente, saboteando su propia imagen. Probablemente, encontrará ejemplos que ni siquiera he mencionado. ¿Por qué es esto importante, podrías preguntarte? En esencia, y cómo he señalado brevemente, todas estas ideologías tienen, al final, creencias arraigadas dentro de ellas, que tienen un impacto negativo en nuestra autopercepción como especie. Si crees que la humanidad es un virus, si crees que los hombres son violadores y violentos, si crees que eres mejor que otra persona, si crees que nuestra especie es racista por naturaleza, si hay algo en la humanidad que no amas, entonces será mejor que te mires en el espejo. Después de todo, eres un ser humano. ¿No es así?. Si realmente no amas tu propio reflejo, ya sea que se refleje a través de un espejo o a través de la danza de la vida misma, diría que hay algo de oscuridad ahí, para que te apropies de ella. Si hay un indicio dentro de ti de estas doctrinas o ideologías que tocan una fibra sensible, te diría lo mismo nuevamente. Si digo que soy un ser divino, también tengo que reconocer la divinidad en todos los demás. ¿Bien? Si de verdad queremos ser libres, ya no hay lugar para la hipocresía. Si crees todas estas cosas negativas sobre ti mismo, ¿quién te defenderá en las próximas rondas de abuso del nuevo mundo? Contempla en lo profundo de ti mismo, si hay una parte de ti, que piensa que la humanidad está recibiendo su merecido con todo esto. Yo soy de la opinión de que la mayoría ha permitido que todo esto suceda porque, en el fondo de sí mismos, creen que merecemos el castigo que estamos recibiendo.

Un juego elaborado e intrincado de despertar cósmico.

El software de la matrix, para la devastación ambiental global, el colapso económico, la hambruna, el virus de Marburg, los encierros adicionales, la guerra mundial, la invasión o salvación alienígena, han entrado en juego. Desde un punto de vista social particular, no puedes evitar sentirte horrorizado por el alcance de la manipulación, y desde un punto de vista más divino, podría percibirse como un juego elaborado e intrincado de despertar cósmico. ¿Cuál de los escenarios de la matrix, mencionados anteriormente, le gustaría experimentar? ¿Quizás una salvación alienígena? Personalmente, en este momento, no votaría por ninguno de esos escenarios, ninguno de ellos. En cambio, estoy más en línea con el despertar cósmico. Como especie, sufrimos casi exclusivamente por no ser nosotros mismos y negar la plena manifestación de nuestra naturaleza.

Prefiero vivir la historia de devolución biológica humana. Una historia mágica donde suficientes almas humanas finalmente se dan cuenta de su verdadera naturaleza, lo que a su vez afecta la psique colectiva del alma humana. Prefiero un escenario en el que nuestro sufrimiento termine, no porque nos hayamos transformado en trans-zombis y nos hayamos conectado por el culo a la gran IA en el cielo, sino porque finalmente nos hemos dado cuenta de quiénes somos realmente y nuestro lugar en el universo gracias a eso. Quiénes somos como especie y cómo individuos, es quizás la pregunta más crucial a la que todos nos enfrentamos actualmente. Si suficientes seres de nuestra especie pueden determinar quiénes somos realmente más allá de las identidades que nos da la matrix corporativa, entonces tal vez este oscuro capítulo de nuestra historia se transforme rápidamente en uno nuevo. Así. Nos salvamos a nosotros mismos. Nosotros decidimos a dónde vamos desde aquí. Es nuestro futuro en construcción. Es nuestra decisión y solamente nuestra. Escribamos juntos nuestra hermosa historia de transformación y autodescubrimiento en lugar de nuestra propia sumisión. Tengo fe en todos nosotros para lograrlo. Tengo en fe en ti. Entonces los extraterrestres pueden venir después de eso, si quieren.

Feliz tercer aniversario.

 

Hare Om Tat Sat

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El contenido de esta paginan no puede ser copiado

A %d blogueros les gusta esto: